El blog

el
Judías blancas al curry con patatas y verduras

Hay épocas en las que mi cuerpo me pide desintoxicarme de carne, y esta semana me está pasando. Únicamente me pide verduras, cereales y legumbres. En estos casos, conseguimos desintoxicar el cuerpo y aportar nuestro granito de arena al medio ambiente. Pero debemos andarnos con cuidado de no provocar déficit en nutrientes y proteínas. Para ello, te traigo este plato vegetariano, muy completo, con proteínas completas y lleno de sabor y color: Judías blancas al curry con patatas y verduras. Un plato delicioso, saludable y muy fácil y rápido de hacer.

Ingredientes de las judías blancas al curry

— 1 patata pequeña asada previamente (60 gramos aproximadamente)

— 1/2 taza de judías blancas previamente cocidas

— 1/4 calabacín verde (zucchini)

— 1/4 de zanahoria

— 2 tiras de pimiento rojo asado (puede ser sin asar)

— 1/4 de taza de caldo de verduras (puede ser de pollo o de carne pero entonces no sería un plato vegano)

— Sal marina o sal rosa del Himalaya

— Pimienta negra molida

Curry en polvo

— Semillas de lino dorado

— Perejil

— Aceite de oliva virgen extra

Nuestras judías blancas al curry, ahora a la cocina

En primer lugar lavamos y cortamos la zanahoria, el calabacín, la patata asada y el pimiento rojo en cubos de un dedo aproximadamente de grosor. El calabacín no lo pelamos, para que quede con la cascarita verde que le da color y extra de fibra al plato. Reservamos todas las verduras picadas.

En una olla, echamos unas gotas de aceite de oliva virgen extra y cocinamos la zanahoria en primer lugar hasta que se ablande un poco. Añadimos a continuación el calabacín y el pimiento asado y dejamos cocinar un poco más. Si el pimiento no lo hemos asado previamente, lo añadiremos en primer lugar, ya que tarda más en cocinarse que el resto de ingredientes. En esta receta las verduras las dejaremos al dente, para que no se queden muy blandas.

A continuación, añadimos las judías y las patatas, el caldo y condimentamos con curry, sal y pimienta al gusto. Dejamos cocinar a fuego medio hasta que el caldo se evapore y se integren bien todos los ingredientes y sabores.

Servimos en un plato y espolvoreamos por encima semillas de lino dorado (linaza) y perejil picado. El resultado, una receta vegana llena de sabor y nutrientes.

Te cuento más sobre las proteínas vegetales

Las proteínas de origen animal son de alto valor biológico o de alta calidad nutricional, ya que incluyen todos los aminoácidos esenciales.

Los alimentos de origen vegetal no incluyen todos los aminoácidos, por lo que se habla de proteínas incompletas.

Para obtener proteínas completas utilizando alimentos de origen vegetal, tenemos que recurrir a combinar esas proteínas incompletas de origen vegetal en el mismo plato. Estas proteínas son diferentes dependiendo del tipo de alimento que sea y al combinarlas, obtenemos una proteína completa, tal como la que posee la carne, la clara de huevo o los lácteos. 

Estas combinaciones son:

— Legumbre + cereal

— Legumbre + frutos secos

— Frutos secos + cereal

Este tema de las proteínas vegetales es bastante polémico. Han salido estudios recientes, en los que se indica que no es necesario hacer estas combinaciones en la misma comida para obtener la proteína completa, sino que se obtiene a lo largo del día. A mí, igualmente, me gusta seguir haciendo estas combinaciones siempre que puedo, para que mis platos sean lo más ricos en nutrientes.

Déjame tus comentarios

avatar
  Suscríbete  
Notificarme de