El blog

-
Huevo frito con pisto de garbanzos

¿Has probado a comer el huevo frito con verduras? ¿O con pisto? Créeme si te digo que es un auténtico placer para el paladar. Hoy necesitaba preparar un plato fácil y rápido de hacer, ya que acabo de llegar de Jaén de participar en el AOVE Blogger España, y te harás una idea de cómo tengo la nevera hasta que vaya esta tarde al supermercado. Pero que no cunda el pánico, ¡para eso existen los huevos fritos y los pistos! Así que hoy ha tocado comer huevo frito con pisto de garbanzos ¡delicioso, fácil y rápido de hacer!

Ingredientes de nuestro huevo frito con pisto de garbanzos

— Huevo

— Espárragos verdes

— Garbanzos cocidos

— Diente de ajo

— Cebolla blanca

Calabacín

— Zanahoria

— Tomate frito

— Semillas de sésamo

— Aceite de oliva virgen extra

— Sal marina

— Pimienta negra molida

Nuestro huevo frito con pisto de garbanzos, ahora a la cocina

En primer lugar, lavamos, pelamos y cortamos en cuadritos pequeños el diente de ajo, la cebolla blanca, la zanahoria y el calabacín. 

En una sartén, añadimos unas gotas de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente, añadimos el ajo picado y dejamos cocinar sin parar de remover hasta que obtenga el color dorado y desprenda ese olor tan delicioso. 

Una vez el ajo está dorado, añadimos la cebolla picada y seguimos cocinando a fuego medio hasta que esté transparente. A continuación, añadimos la zanahoria y cuando pasen unos minutos más, añadimos el calabacín. Es importante que incorporemos los ingredientes en este orden, ya que cada verdura tiene un tiempo diferente de cocinado.

Cuando las verduras estén cocinadas, le añadimos las cucharadas de tomate frito y los garbanzos cocidos, y salpimentamos al gusto. Dejamos cocinar durante unos minutos más y reservamos.

Mientras se cocina nuestro pisto, en otra sartén añadimos unas gotas de aceite de oliva virgen extra y cocinamos los espárragos a fuego fuerte, salpimentados también al gusto. Removemos a menudo para evitar que se quemen. Al estar el fuego fuerte, hay que estar pendiente. Reservamos.

Finalmente, freímos el huevo en una sartén con aceite de oliva virgen extra y añadimos sal marina. Si prefieres no utilizar mucho aceite al freír los huevos, puedes hacerlos a la plancha y tapar la sartén para que la yema quede cocinada al gusto.

Montamos nuestro plato, espolvoreamos con semillas de sésamo por encima ¡y disfrutamos!

Un almuerzo saludable, rápido de hacer y muy fácil. Con productos de calidad y que todos tenemos en nuestras cocinas.

Puedes hacer las versiones de pisto que más te gusten

En esta receta no he indicado cantidades, ya que me gusta hacerla a ojo, dependiendo de las verduras que tenga cada día en casa, variando y aumentando cantidades.

A mí me gusta cocinar porciones grandes para congelar y tener comida preparada para la semana o para utilizar en cualquier momento.

Las verduras, puedes usar las que más te gusten, las que estén en temporada o las que tengas en casa en el momento. Por ejemplo: calabaza, pimiento, berenjena, zanahoria, calabacín, etc. La imaginación es uno de los ingredientes más importantes que debemos tener en la cocina ¡no te asustes de probar e inventar! Los resultados que obtendrás, valdrán la pena.

Lo más reciente en el blog:

También te puede interesar:

Déjame tus comentarios

avatar

  Suscríbete  
Notificarme de

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies