The Blog

- - in Blog, Recetas
Ensalada de remolacha, manzana y nueces

Aquí te traigo esta idea de ensalada de remolacha, manzana y nueces. Puedes consumirla a cualquier hora, acompañando a tu porción de proteínas y de carbohidratos. Podrás disfrutar de una opción diferente, una mezcla de sabores muy particular, y los nutrientes de la remolacha y de la manzana.

La remolacha tiene un contenido muy alto en fibra, antioxidantes (nos da una pista su color morado) y ácido fólico. Combate el envejecimiento, previene la aparición de tumores cancerígenos, previene y mejora enfermedades urinarias, siendo depurativa y reduce la presión arterial. La remolacha es rica en hierro y vitamina C, por lo que es ideal contra la anemia.

Por su parte, la manzana es “la fruta por excelencia para la salud”. Es alta en vitamina A, B y C y antioxidantes, fibra y potasio. Ayuda a controlar el colesterol y regula el tránsito intestinal.

Después de estos beneficios, ¡no nos podemos resistir a combinarlas y sacar lo mejor de estos alimentos en forma de esta deliciosa ensalada de remolacha, manzana y nueces. Es muy fácil y rápida de hacer ¡y súper saludable!

Pero, ¿fruta por la noche? ¿hidratos después de las seis de la tarde? ¡Claro que sí! No vas a engordar si comes fruta de postre o de noche, tampoco si consumes carbohidratos después de las seis de la tarde. Aliméntate siempre de forma consciente y dándole a tu cuerpo alimentos que te nutran y te hagan sentir satisfecho/a.

Ingredientes para la ensalada de remolacha, manzana y nueces

Esta es la lista de ingredientes que debes tener a mano para preparar 2 raciones de esta deliciosa ensalada.

— 1 manzana pink lady (puedes utilizar la variedad de manzana que más te guste)

— 1 remolacha cocida

— 100 gramos de brotes de lechuga, canónigos o la variedad de lechuga que más te guste

— 2 puñado de nueces naturales

— Aceite de oliva virgen extra

— Vinagre de manzana

— Pimienta negra molida

— Sal marina

Ahora a la cocina

Lavamos muy bien, picamos y escurrimos la lechuga y la servimos como base de nuestro plato.

Pelamos y troceamos la remolacha previamente cocida, en cubos de aproximadamente 1 o 2 centímetros de grosor. La añadimos sobre la capa de lechuga.

Lavamos, descorazonamos y troceamos la manzana y la cortamos en cubos de igual grosor que hemos cortado previamente la remolacha y la añadimos a la ensalada. No le quites la piel a la manzana, le darás un extra de fibra a la ensalada.

Picamos las nueces y las espolvoreamos por encima.

Aderezamos con aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana, pimienta negra molida y sal marina al gusto ¡y a disfrutar!

Ensalada de remolacha, manzana y nueces

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies