El blog

el
Preparación de aguacates rellenos de salmón ahumado

¿Quieres hacer una comida baja en hidratos de carbono pero con la que te sientas saciado? ¡Muy fácil! Súbele a las grasas. Eso sí, grasas saludables, como el Omega-3 del salmón, que aumenta el colesterol bueno y nos ayuda a mejorar el funcionamiento cerebral y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Las cinco ventajas de sumar aguacate a tus comidas ya te las conté en esta otra publicación, y es probable que ya las conozcas. Pues bien, hoy, en esa misma línea, te traigo otro plato fresco y saludable, alto en proteína, grasas saludables y fibra, y, cómo no, lleno de color y sabor. Se prepara muy rápido y será un almuerzo o una cena perfectos: aguacates rellenos de salmón ahumado.

¡Acompáñame a la cocina!

Ingredientes de los aguacates rellenos de salmón ahumado

— 1 aguacate maduro 

— 100 gramos de salmón ahumado

— 30 gramos de pepino o de tomate cherry 

— 1/2 cucharada de salsa de soja 

— 1/2 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Chorrito de limón exprimido

— Cebollino

Aguacates rellenos de salmón ahumado: ahora, a la cocina

En primer lugar, pelamos el pepino y lo cortamos en cuadritos pequeños y reservamos. Si utilizamos tomates cherry, podemos cortarlos en cuartos. Cortamos un manojo de cebollino finito y reservamos.

A continuación, cortamos también el salmón ahumado en cuadritos de tamaño similar al de las verduras cortadas previamente y reservamos.

Para preparar el aderezo, en un bol, añadimos el aceite de oliva virgen extra, la salsa de soja, el chorrito de limón y el cebollino picado y mezclamos bien.

Cortamos los aguacates sin quitarles la piel por la mitad, de manera longitudinal, y le quitamos la semilla del centro. Con ayuda de una cuchara, le sacamos parte de la pulpa del aguacate, sin llegar a la piel. Añadimos esa pulpa del aguacate que hemos sacado al bol donde preparamos el aderezo. Mezclamos y machacamos el aguacate mezclándolo con el aderezo hasta obtener una pasta, como si fuera guacamole.

A continuación, añadimos en el bol el pepino (o tomate cherry) y el salmón picados y mezclamos muy bien hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados e impregnados con el aguacate y el aderezo.

 

Ya solo nos quedaría rellenar los aguacates. Para ello, rellenamos las mitades que tenemos reservadas con la mezcla que previamente hemos preparado en nuestro bol, ayudándonos con una cuchara hasta acabar todo el contenido. Espolvoreamos por encima un poco de cebollino picado.

Servimos y disfrutamos de nuestros aguacates rellenos de salmón ahumado, acompañados con una buena ensalada.

Déjame tus comentarios

avatar
  Suscríbete  
Notificarme de